Proyectos



Rijnland completa el balance hídrico

Vea el video

En mayo de 2017, la mancomunidad hidrográfica HHRS Rijnland comenzó a utilizar dispositivos de medición para conocer mejor los efectos de los cambios climáticos en la gestión del agua. Se trata de tres equipos Eijkelkamp Smart Lysimeter que, además de recabar datos sobre la evaporación, cuantifican las precipitaciones, el viento y la humedad del suelo.

«¿Por qué hemos adquirido tres equipos Eijkelkamp Smart Lysimeter?» Dos responsables de la mancomunidad hidrográfica HHRS Rijnland, Jan Willem van Kempen (Administrador de Niveles Hídricos) y René van der Zwan (Asesor de Política e Investigación), lo explican: «Por un lado está la gestión operativa de los niveles, pero los cambios climáticos ejercen una fuerte influencia sobre ella. Y los cambios climáticos son una de las mayores prioridades de nuestra mancomunidad».

«Para gestionar los niveles hídricos apoyamos nuestras decisiones en un sistema automático que procesa todo tipo de mediciones, como la cantidad de agua y las precipitaciones. Pero nos queda pendiente incorporar otro dato fundamental, la evaporación. No tenemos datos claros, sobre todo después de los periodos secos y húmedos. Hasta ahora utilizábamos patrones, pero ¿hasta qué punto eran correctos? Además, había que contar con el tiempo de sincronización. Es decir: sobraban motivos para plantearse cómo podíamos completar el balance hídrico.

«Los cambios climáticos ejercen una fuerte influencia sobre nuestra gestión de los niveles de agua».

René van der Zwan - Asesor de Política e Investigación de HHRS Rijnland

«Acudimos a Eijkelkamp Soil & Water porque queríamos un lisímetro manejable, no un cubo de hormigón gigante de 20 por 5 metros. Ese tipo de equipos son difíciles de colocar y de mantener. Además, Eijkelkamp Soil & Water ya nos había construido una red de medición de aguas superficiales. Ahora podemos utilizar el mismo portal web para controlar los datos de evaporación».

El papel pionero de Rijnland

«Con la ayuda de Eijkelkamp, hemos colocado tres lisímetros: en Noordwijkerhout en un suelo de arena; en Woubrugge, en uno arcilloso; y en Reeuwijk, en uno de turba. Estos tres puntos cubren nuestros diferentes tipos de suelo y, junto con una estación meteorológica y las sondas de humedad del suelo y aguas freáticas, nos proporcionan una combinación única de equipos de medición. HHRS Rijnland se sitúa así a la cabeza de las organizaciones hidrográficas de los Países Bajos».

«Resulta interesante comprobar que las empresas neerlandesas contemplan nuestra iniciativa desde muchas perspectiva. También nos llegan muchas peticiones de personas interesadas en ver las instalaciones. Estamos muy dispuestos a compartir big data e información sobre el estado de las aguas.

«Con este equipo de medición, HHRS Rijnland se sitúa a la cabeza de las organizaciones hidrográficas de los Países Bajos».

Jan Willem van Kempen - Administrador de Niveles Hídricos

Gestión inteligente de los niveles de agua a través de los datos de evaporación

«Uno de los lisímetros se encuentra en Reeuwijk, donde actualmente tienen en marcha un proyecto para conseguir una gestión más flexible de los niveles de agua en los estanques. Hemos observado que los residentes de la localidad están muy poco informados sobre el efecto de la evaporación en el nivel de agua del suelo. Ya hemos llevado a cabo un proyecto de medición en el que pueden colaborar para medir el nivel superficial y subterráneo y apreciar de dónde proceden las diferencias. El nivel de agua superficial oscilaba en un intervalo de 5 a 10 cm. Sin embargo, a pocos metros de distancia, la oscilación del agua subterránea era de 50 a 60 cm. Para los residentes resulta incomprensible, hasta que les muestras con un evotransporímetro y un pluviómetro cuántos mm de lluvia han caído y cuántos se han evaporado del suelo. Finalmente conseguimos una idea más clara del agua que necesita nuestro sistema en condiciones de sequía. ¿Y qué ocurre con el agua subterránea? Cuando caiga un chubasco, ¿desbordará los cauces o se filtrará al suelo?»

«Otro ejemplo: estamos renovando una estación de bombeo, por lo que sufrimos una pequeña pérdida de capacidad. Para compensarla podemos tomar medidas preventivas. El inconveniente de la previsión, sobre todo en verano, es que conlleva drenar agua muy valiosa que quizá haga falta al cabo de pocos días. Pero prueba a hacer eso cuando el Rin o el Mosela fluyen bajos de cauce y el sistema principal está salinizado. Si conoces el estado del agua subterránea y el suelo tiene buena capacidad de almacenamiento, no necesitas drenar un agua muy valiosa en prevención de que caiga un chubasco. Así es como se consigue controlar el nivel de forma inteligente».

Datos para el debate de la subsidencia

«La subsidencia (hundimiento de la superficie) es un tema de actualidad en los Países Bajos. A veces se nos mira con desconfianza cuando dejamos que el nivel del agua de las acequias descienda mucho. Sin embargo, si nos fijamos en cuánta agua se evapora y en el nivel freático, comprobamos que la actividad de la organización hidrográfica no tiene grandes repercusiones sobre ese hundimiento. La lluvia es mucho más importante que el agua de la acequias. Los datos de la evaporación nos ayudarán en el debate sobre la subsidencia. Tenemos que cambiar nuestro planteamiento».

«Cerca de Leiden vive un granjero que ha llenado sus tierras de drenajes y extrae el agua de la acequia para regarlas, a fin de evitar que se hundan. Nos mantiene informados de los resultados para que comprobemos qué efecto tienen. Es evidente que los agricultores se interesan cada vez más por la obtención de datos sobre humedad y evaporación».

«Por ejemplo, el agricultor de Woubrugge, donde tenemos un equipo Eijkelkamp Smart Lysimeter, que está elaborando un plan de empresa para adquirir más dispositivos de medición. En otoño, antes de cosechar las patatas, comprobará la humedad del suelo para asegurarse de que no esté demasiado seco. Un suelo muy seco no impide cosechar las patatas pero hace que se saquen llenas de arcilla, así que sería conveniente regarlo antes de la cosecha. Pero también tiene que contar con los cambios climáticos, porque si se aproxima un fuerte chubasco no es conveniente regar. Por eso hay que afinar al máximo, y conocer los datos de evaporación puede ser una gran ayuda. Nos alegramos de que también exista demanda de datos desde este sector».

La mancomunidad hidrográfica HHRS Rijnland

La mancomunidad hidrográfica HHRS Rijnland se ocupa desde 1255 de la seguridad de los diques, la limpieza y salubridad de los estanques y acequias, y el equilibrio del nivel de las aguas. También purifica las aguas residuales de los hogares y las empresas de la zona. Su área de actuación va de IJmuiden a Gouda, y de Wassenaar a Ámsterdam. Cubre 1175 km2, y en ella residen 1,3 millones de personas.

Discutir su proyecto con Eijkelkamp Soil & Water

Tenia curiosidad lo Eijkelkamp Soil & Water puede hacer por su proyecto de agua o suelo?
Por favor llene el siguiente formulario y nos pondremos en contacto con usted.


* This field is required

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Aquí podrás obtener más información

OK